InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

355 años desde la aparición de la Virgen de Coromoto

Miles de devotos de la Virgen de Coromoto, patrona del pueblo venezolano, celebran hoy 355 años de su aparición.

Hoy miles de fieles llegan al santuario de la Virgen de Coromoto a rendirle su devoción, cumpliendo promesas y en peregrinaciones desde distintas ciudades de Venezuela. Durante todo el día se realizan actividades religiosas para venerar a la santa patrona, al igual que en el oriente del país lo hacen con la Virgen del Valle.

La Virgen de Coromoto, a quien el papa Pío XXII declaró Celeste y Principal Patrona de toda Venezuela, y Juan Pablo II llamó Reina y Madre Santa, fue oficialmente nombrada protectora del país el 1 de mayo de 1942. El 10 de febrero de 1996, el Papa Juan Pablo II inauguró en Guanare el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto, el cual fue construido sobre el sitio exacto donde apareció la Virgen en 1652; y este año será elevado a Basílica Menor por el Vaticano. [1]

Este templo comenzó a levantarse en 1976, abarca más de 4 mil metros cuadrados de superficie y se eleva en su parte más alta hasta los 75 metros. Tomó más de 20 años en ser concluido, tiene una estructura rica en simbología cristiana, y cuenta con dos capillas, tres altares, un estanque, balcones, miradores y más de 400 metros de vitrales, uno de los cuales está ubicado detrás del altar mayor y narra la leyenda de la aparición de la Virgen. (Aquí podrá ver más fotos de este templo)

guanare,virgen de coromoto,patrona de venezuela,8 de septiembre,355 años
Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela

Historia de la Virgen de Coromoto

La historia de esta advocación mariana data de un hecho que ocurrió en los caseríos de los indios Cospes (actualmente se llama Quebrada de la Virgen) el 8 de septiembre de 1652, donde la Virgen María se le apareció al cacique Coromoto, diciéndole la famosa frase con el mismo lenguaje sencillo de los indios: "Vayan donde los blancos para que les echen agua en la cabeza y puedan ir al cielo".

El cacique le relató lo sucedido a don Juan Sánchez, varios indígenas cospes se bautizaron, pero no el testarudo cacique, quien se quedó solo en la selva. La Virgen se le aparece otra vez, y Coromoto, enceguecido por la ira, alza su brazo para agarrarla y desaparece; la aparición se materializó en una estampita hecha de fibra de árbol (esta misma imagen se venera actualmente en el Santuario).

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.