InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

Médico Hematólogo, especialista en funciones y trastornos de la sangre

Si usted padece de anemias, trastornos o algún tipo de cáncer en la sangre, le corresponde la atención de un médico hematólogo, quien con exámenes de laboratorio lo orientará en el mejor tratamiento.

Las muestras de sangre son el principal instrumento de análisis para un hematólogo.
Las muestras de sangre son el principal instrumento de análisis para un hematólogo.

La Hematología se encarga de estudiar, diagnosticar, prevenir, tratar y, en la medida de lo posible, curar aquellas enfermedades relacionadas con la sangre, la médula ósea, el bazo y los ganglios linfáticos.

Por lo tanto, un hematólogo es el especialista de la Medicina que se ocupa realizar cada una de esas funciones, luego de evaluar a los pacientes y tener conocimiento sobre el estado de la persona.

Esta rama de la ciencia de la salud no sólo busca los trastornos en la sangre, sino también el estado normal, para conocer cómo actúa en ambos casos. Los glóbulos rojos y blancos, las plaquetas, el mecanismo de coagulación, entre otros, son componentes de la sangre que el hematólogo estudia a profundidad; puede decirse que ellos son el objeto de trabajo.

Niños, jóvenes, adultos y ancianos de cualquier sexo, color o condición social pueden ser atendidos por el hematólogo, aunque para estudiar las funciones y trastornos de la sangre en los más pequeños existe el hematólogo pediatra.

Por ser la sangre el elemento que circula por cada centímetro del organismo, se justifica que sea un área digna de investigación y especialización. Las enfermedades que suele atender un hematólogo son:

  • Anemia: aplásica (cuando la médula ósea produce muy pocos glóbulos rojos, blancos y plaquetas), hemolítica (cuando los glóbulos rojos se destruyen muy rápido), ferropénica (cuando carece de hierro), megaloblástica (presencia de glóbulos rojos muy grandes en la sangre), de células falciformes (cuando existe una anomalía en la hemoglobina).
  • Trastornos hemorrágicos: hemofilia (hereditario, cuando se producen constantes hemorragias que no pueden detenerse), púrpura trombocitopénica idiopática (disminución anormal en la cantidad de plaquetas).
  • Leucemias, linfomas u otro tipo de cáncer en la sangre.

Para diagnosticar cualquiera de estos problemas, el hematólogo deberá realizar una serie de exámenes de laboratorio y solicitará la exploración minuciosa de todos los componentes de la sangre, para encontrar cuál pueda estar fallando y generando los síntomas.

Regresar a Especialidades médicas

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.