InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

3 reproductores para escuchar música en línea

Música en Internet parece ser para muchos el sinónimo de darle play a Youtube y escuchar su audio, y aunque algunas veces es una alternativa, por aquí se listan tres alternativas más estables –y gratuitas- a la hora de apreciar a grupos o artistas online.

A quién le guste la música, no hay limitantes posibles. Ahora, a quién le guste escuchar música en Internet, la principal limitante es la velocidad de conexión y un buen software o aplicación para apreciar el sonido. Como la rapidez del ingreso a la red de redes va a depender de nuestro proveedor de servicio (entre otros elementos), vayámonos a lo controlable, a lo que si podemos domar con nuestras propias habilidades: la selección del reproductor de música streaming.

Grooveshark

Si alguna vez en su vida han utilizado el iTunes de Apple, de una vez se ubicarán con la interfaz de Grooveshark, con la diferencia que aquí el protagonismo lo gana la búsqueda y organización de temas, artistas y grupos musicales. Basta con escribir su dirección en Internet para ubicarse en un programa que se puede usar tanto con cuenta como sin ella (aunque para armar nuestras propias listas de reproducción habrá que estar registrado).

Está disponible en español pero utiliza tantos elementos visuales (amén para las limitaciones lingüísticas) que difícilmente cualquier turista de esta clase de sitios se perderá. También se potencia el compartir en línea a través de redes sociales como Facebook y Twitter.


Lo destacado es que buena parte del sistema es gratuito. Esto quiere decir que se puede revisar un catálogo musical bien abultado sin ningún coste. Ahora, descargar y escuchar sin necesidad de Internet es otra cosa, pero ya el hecho de poder maniobrar en Grooveshark sin tener que crear una cuenta es digno de revisión.

Lo malo, hay que decirlo, es que usa flash y esto podría ser una limitante para más de uno (ya basta con que las conexiones sean lentas).

Musicuo

Ya de este sitio habíamos comentado con anterioridad por lo que falta decir que mantiene cierto parecido con Grooveshark y que se diferencia en la manera de recopilar canciones en su catálogo musical.

Ambos son p2p, entiéndase que los usuarios son los encargados de subir, etiquetar y clasificar los contenidos. Grooveshark es un poco más organizado al bloquear todo aquello repetido a diferencia de Musicuo donde donde no será raro ver tres veces el mismo disco de Madonna conviviendo con la banda sonora de Super Mario Bros. 3, o que existan increíbles huecos en la historia de algunos cantantes y agrupaciones.

Es incierto lo rentable que pueda ser este tipo de “transacción” para las empresas discográficas, asi que no les extrañe si en algún momento se anuncia un cambio importante en este sitio Web, al menos en el método de presentar las canciones (y así no caer en vicios con los derechos reservados).

Blip.FM

Mientras que Grooveshark y Musicuo parecen dos gotas de agua en cuanto a su funcionamiento, Blip cruza en medio de la carretera y se estaciona en solitario en su isla, demostrando que todavía hay mucho que ofrecer en cuanto a redes sociales.

Nadie sabe desde cuándo estos servicios de microblogging se convirtieron en divanes para expresar, en pocos caracteres, lo que se tiene en mente, pero Blip.FM se anota en la onda y pregunta “¿qué estás escuchando?”, no sin antes buscar una canción de nuestro agrado (y dejar en claro que la escuchamos).

Si imaginaron Twitter, es justamente lo que encontrarán, con la diferencia de que el tweet se llama blip y nuestra melodía seleccionada pasa a un timeline de la comunidad que hayamos decidido crear (como si no bastara ya el estrés de las otras redes).

Lo interesante, al menos para los países donde no tienen restricción de divisas, es que se puede reproducir el tema y a la par comprarlo. No es de mucha utilidad si lo que vamos es sólo a escuchar música aunque es interesante saberlo.

¿Se me escapa alguno? Varios, como Spotify, que es genial aunque por estas tierras sigue limitado hasta para descargar el programa por lo que es poco probable que llegue pronto. Lo interesante de los sitios aquí mencionados es que además de no poseer restricciones regionales, son configurables, fáciles de usar y se pueden utilizar aún con bloqueos internos (generalmente el pecado termina siendo Youtube).

Comentarios

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.