InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

Bellota

Beneficios de los frutos secos para el organismo

Publicado por Roxelis Avila, el Lunes, 2 de septiembre del 2013 a las 15:40
Archivado en: Vida y Salud

Los frutos secos poseen un alto contenido energético, incluirlos en la dieta diaria traerá múltiples beneficios para su organismo

Frutos secos.
Frutos secos.

Los frutos secos son aquellos que de manera natural poseen un 50% menos de agua en su composición. Son una buena fuente de energía, ricos en grasas (sana), proteínas, vitaminas y oligoelementos. Son ricos en fibra, grasas no saturadas, proteínas, vitaminas, minerales y calorías; ayudan a disminuir el colesterol y previene las enfermedades cardíacas.

Se deben ingerir preferiblemente crudos, durante las comidas, no es recomendable ingerirlos en exceso debido a su alto contenido calórico. Por esto es una buena práctica disminuir el consumo de otros alimentos altos en grasas para mantener un equilibrio y evitar el aumento de peso.

Los frutos secos se pueden separar en dos grupos; los frutos secos de cascara dura: almendras, ajonjolí, anacardos, avellanas, bellotas, cacahuates (maní), castañas, hayuco, maní japonés, merey, nueces de Brasil, nueces de Castilla, pecanas, piñones, y pistachos; y los provenientes de frutas desecadas: uvas pasas, ciruelas desecadas, dátiles, etc.

Las grasas saludables que se encuentran en los frutos secos ayudan a disminuir el nivel de colesterol malo y a incrementar el colesterol bueno. Son grasas insaturadas (mono y poliinsaturadas), ácidos grasos oleicos y linoleicos; y otros ácidos grasos como el omega 3, los cuales contribuyen en el control de los triglicéridos y el colesterol. Los frutos secos son útiles en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Propiedades de los Frutos Secos (Nueces)

Publicado por Audrey Vera, el Viernes, 9 de septiembre del 2011 a las 19:32
Archivado en: Vida y Salud| Comentario (1)

Son frutos secos aquellos que no tienen una textura blanda cuando están maduros. Tienen una apariencia como de madera y al presionar sobre ellos no están blandos.

Los frutos secos son aquellos que tienen una composición muy rica en aceites grasos, con porcentajes entre el 50 % y el 70 %. La mayoría de estos aceites ejercen un papel básico en el control del colesterol, la circulación sanguínea y el corazón. Estudios comprueban como la ingestión de frutos secos durante períodos habituales de 20 a 25 días reduce los niveles de colesterol malo en un 10 %. La excepción a esta norma la constituyen los cocos, muy ricos en aceites grasos saturados.

La riqueza en grasas de los frutos secos proporciona un gran poder calórico. Por su contenido calórico los frutos secos se indican a las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, como los deportistas, los que realizan labores físicas extenuantes que requieren un gran aporte de energía o para niños mayores de tres años.

  • Los frutos secos son ricos en calcio, pueden utilizarse como sustitutivos de la leche. Al consumirlos se mantienen los huesos en buen estado previniendo la osteoporosis.
  • La abundancia de fibra en los frutos secos ayuda a prevenir el estreñimiento y evita la aparición de enfermedades como la diverticulosis.
  • Los frutos secos son ricos en vitaminas E (antioxidante), vitamina b, proteínas, minerales, fósforo, potasio, cobre y el hierro determina que estos alimentos son adecuados para quienes realizan una alimentación vegetariana y quieren prescindir de la carne. Sólo bastaría para esto agregar a la alimentación cereales y legumbres.
  • Para la aumentar la fertilidad masculina el zinc y el selenio desempeñan un papel importante. Los cacahuates o las nueces del Brasil continene cantidades elevadas de zinc.
A continuación conozca los frutos secos, sus propiedades y beneficios:

Beneficios y propiedades nutritivas de la Bellota

Publicado por Audrey Vera, el Sábado, 13 de agosto del 2011 a las 10:52
Archivado en: Vida y Salud

La bellota (del árabe ballūta, encina) es un fruto característico de las especies del género Quercus (fam. Fagaceae). Dentro de este género hay númerosas especies arbóreas que dan bellotas como el roble, la encina, el alcornoque y el quejigo.

En las encinas de la Península Ibérica se diferencian dos subespecies: (Quercus ilex subsp. ilex) y (Quercus ilex subsp. ballota) que tienen ligeras diferencias morfológicas y fisiológicas lo que se traduce en unos frutos diferentes, con bellotas más alargadas amargas en la primera planta y bellotas más redondeadas y dulces en la segunda.

La encina es el árbol más representativo del bosque mediterráneo ibérico y como tal la especie arbórea más abundante en la Península Ibérica e Islas Baleares, desde el nivel del mar hasta los 1.600 metros de altitud, a partir de la cual comienza a hacerse más rara y escasea, apareciendo tan solo en vertientes soleadas y resguardadas de los vientos, para desaparecer completamente en la alta montaña, donde son las coníferas los últimos representantes arbóreos de nuestra vegetación natural.

El nombre genérico Quercus proviene del celta (Quercus) que significa árbol hermoso. Esta cultura tenía una especial reverencia por otro quercus, el roble, mientras que los romanos llamaron a la encina ilex que a su vez deriva del griego (hylé) que significa tanto "madera" como "materia" y "primera sustancia", al considerarse que la materia de este árbol, su madera, era la materia universal, el origen de todos los seres vivos, manteniendo Linneo el nombre ilex para referirse a la encina.

Nombre científico que no ha estado ajeno a la polémica, al considerarse que en la Península Ibérica había dos especies de encinas distintas: la Q. ilex propiamente dicha y que se reservaba como denominación específica de las especies más litoral, también llamada alsina y a sus bosques alsinares y que se crían a un nivel altitudinal más bajo, con el fruto (bellota) de sabor amargo y la especie más continental o de interior, con el fruto dulce, que se denominaba Q. rotundifolia, al considerarse que era una especie diferente, si bien los estudios taxonómicos más recientes han puesto de manifiesto que no se trata de dos especies distintas, y que en cualquier caso una es subespecie de la otra, por lo que con más puridad ha sido sustituido el nombre de Q. rotundifolia por el de Q. ilex subsp. ballota.

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.