InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

El Relámpago del Catatumbo (estado Zulia)

Zulianos y turistas han visto el rayo del Catatumbo alumbrando las noches del cielo marabino. El fenómeno también puede verse desde algunos pueblos de los andes venezolanos, Colombia y Aruba.

El Relámpago del Catatumbo es un ícono del pueblo zuliano: es parte de su himno, bandera y escudo. Y además ha sido inspiración de destacados artistas de la pintura y la música. Pero aparte del orgullo que tienen todos los zulianos por este fenómeno natural, éste transciende las fronteras de Venezuela, ya que su aporte beneficia a todo el planeta tierra.

El Faro del Catatumbo, nombre con el que también se le conoce, es el único fenómeno natural del mundo que regenera la capa de ozono, elemento que protege a nuestra atmósfera de la entrada de los rayos ultravioletas del sol. Su recurrencia es de 50 descargas por minuto durante siete horas y 140 días al año, equivalente a 980 horas anuales de eventos eléctricos, que lo ubica como el lugar del mundo con mayor tiempo de descargas eléctricas.

El Relámpago del Catatumbo forma parte del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel. Fue declarado Patrimonio Natural del Zulia el 27 de septiembre de 2005; y desde entonces la Asamblea Nacional ha hecho una petición ante la Unesco para que lo declare como el Primer Fenómeno Meteorológico, Patrimonio Natural de la Humanidad.

Explicación de su origen

El origen de la formación del relámpago del Catatumbo hay que buscarlo en los vientos alisios procedentes en dirección noroeste- sudeste, que al entrar en la depresión donde está el lago chocan con la sierra de Perijá (limítrofe entre Colombia y Venezuela) y crean masas de aire con baja presión en el sur del área, sobre el espejo de agua creado por las ciénagas.

El choque con los vientos que avanzan desde los Andes provoca las tormentas y el relámpago consiguiente, por las descargas eléctricas sobre gases ionizados, concretamente el metano producto de la descomposición de materia orgánica en los pantanos y que, por ser más liviano que el aire, asciende con facilidad hasta las nubes.

Según leyendas indígenas

La etnia wari lo define como “la concentración de millones de cocuyos (luciérnagas) que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación”, mientras que los yupas y los wayuu lo atribuyen a la presencia de los espíritus de los guajiros caídos que resplandecen como una especie de mensaje, además de considerarlo el ""eterno resplandor en las alturas".

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.