InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMás

Lula Da Silva no perseguirá una segunda reelección en 2010

El actual presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, descartó de nuevo la posibilidad de presentarse en las elecciones de 2010 para una tercera reelección, debido a que es "importante que haya una especie de alternancia en el poder".

Luiz Inácio Lula da Silva

Si esta decisión se mantiene, de renunciar a un posible tercer período presidencial, quedará claramente y sin lugar a dudas el talante democrático del presidente Lula. Esto es algo admirable y va en contra de todas las tendencias reeleccionistas en la región, cuando lo que se ve es el deseo de muchos gobernantes (y quienes están montados con estos) de permanecer indefinidamente en sus cargos, en nombre de las "luchas sociales" y en detrimento de la democracia y la alternabilidad.

Durante un discurso el 20/11/2009, en el estado de Río Grande do Norte, Lula dijo;

"No podemos jugar con la democracia, quedarnos uno, dos (años) más, porque entonces empieza a nacer un ‘dictadorcito’ "... "es importante que haya una especie de alternancia en el poder, para ejercer la democracia en toda su plenitud" ... "En política, uno no puede creerse insubstituible ni imprescindible. Es siempre importante creer que vendrá alguien mejor para hacer mucho más".

Es importante mencionar tres puntos:

  1. El Partido de los Trabajadores (PT) ha insistido en que Lula se lance a un tercer período presidencial, lo que ha rechazado en varias ocasiones.
  2. La Constitución brasileña solo permite una segunda reelección, por lo que se tendría que promover una reforma para poder optar a un tercer período.
  3. Lula cuenta con un índice de popularidad superior al 80%, incluso después de 7 años en el poder (algo que no es frecuente), lo que haría más fácil una posible reforma.

La candidata del PT a los comicios presidenciales (repaldada por Lula) es la ministra del Gabinete Civil, Dilma Rousseff, quien todavía no es favorita en la disputa. El favorito en las encuestas es actualmente el opositor José Serra, quien es el gobernador (socialdemócrata) de Sao Paulo. Pero el respaldo del presidente Lula puede marcar una gran diferencia.

No hay que estar de acuerdo con las políticas de Lula para admirar que no se ponga en riesgo a las futuras generaciones por un deseo particular de permanencia en el poder. El mayor problema de permitir múltiples reelecciones tal vez no se presente con el gobernante que la promueva, pero el riesgo de futuras dictaduras bajo el cobijo electoral es muy grande.

Los gobernantes con el tiempo se acostumbran a gobernar y el pueblo se acostumbra a ser gobernado, y ¿como sabrás que decidir si no conoces nuevas opciones o mejores alternativas?.

Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.