InfoEconomíaPolíticaEnergíaMundoDestinosLegalMásMapa del sitio

Hongos y micotoxinas (aflatoxinas) en los alimentos para mascotas

Posteriormente al post sobre la intoxicación de mascotas con Dog Chow y Cat Chow, Purina de Venezuela publico un tercer comunicado para informar mejor acerca del problemas con los alimentos contaminados:

Los análisis realizados han revelado la presencia de toxinas producidas por hongos en un número limitado de lotes de fabricación...
Esto confirma la existencia de micotoxinas causadas por hongos en los alimentos (como pasó en los Estados Unidos durante 1999) pero aunque sea lo mas probable, no sabemos con certeza si en efecto se trata del maíz o de algún otro ingrediente común en Dog Chow, Cat Chow y los demás productos afectados. Incluso creo posible que las mismas condiciones de almacenamiento pudieron causar una proliferación directa del hongo sobre los productos.

Lo que si sabemos (confiando en la palabra de Purina) es que esta situación sucede solo con alimentos fabricados en Venezuela mas no aquellos que son importados de otro país, según Purina sobre el retiro de sus productos del mercado: "Este retiro de productos no incluye a Purina Proplan y Purina ONE que son importados al país."

Entre las micotoxinas mas comunes, es muy posible que sean los efectos de las aflatoxinas causadas por ciertos hongos dentro de alimentos contaminados como el maíz los que hayan causado la enfermedad y muerte de tantas mascotas en Venezuela.

Antes de continuar debo hacer una aclaratoria: Este artículo es resultado de un esfuerzo investigativo y de ninguna manera debe reemplazar la asesoría profesional de un veterinario. Por otro lado, es conveniente evitar histerias y exageraciones, no todas las muertes o enfermedades de mascotas durante los últimos años fueron causadas por alimentos de Purina u otra empresa, aunque seria interesante discutir sobre la calidad de las dietas alimenticias de estos alimentos sobre ellos.

Hongos y Micotoxinas en los Alimentos


Los hongos son organismos eucariotes (su ADN está contenido en un núcleo). Muchos de ellos pueden semejarse a las plantas, pero los hongos no fabrican su propio alimento a partir de la energía solar como lo hacen las plantas por carecer de clorofila (1). Los hongos pueden vivir a expensas de tejidos vivos de un organismo, absorbiendo azúcares y aminoácidos simples de las células vivas del hospedante (biótrofos), por lo que ocasionan enfermedades; o bien le causan la muerte por toxinas o la destrucción de tejidos por enzimas y luego utilizan la materia orgánica (necrótrofos) (2).

A. flavus, Maiz con Hongos, Maiz con aflatoxinas, micotoxinas
Maíz con Hongos (A. flavus)
Las micotoxinas son productos resultantes del metabolismo secundario de los hongos (desechos?), pueden desencadenar cuadros graves de toxicidad cuando las condiciones medioambientales son favorables para su producción por lo que es muy importante su prevención (3).

Las aflatoxinas son producidas principalmente por algunas especies de aspergilos tales como A. flavus, A. parasiticus y A. nominus. Se trata de mohos toxigénicos, capaces de desarrollarse en gran variedad de sustratos, pudiendo contaminar los alimentos cuando éstos son cultivados, procesados, transformados o almacenados en condiciones adecuadas que favorezcan su desarrollo. El crecimiento de estos mohos y la producción de toxinas dependen de muchos factores como el alimento en cuestión, su grado de acidez, la temperatura o humedad ambientales y la presencia de microflora competidora (4).

Micotoxinas, Aflatoxinas, Hongos en el Maiz, Aflatoxinas B1
Aflatoxinas B1
Los mayores niveles de contaminación por aflatoxinas se han registrado en semillas de algodón y maíz, cacahuetes, nueces, avellanas y otros frutos secos. En cereales como el trigo, arroz, centeno o cebada la presencia de estos tóxicos suele ser menor.

Aunque se sabe que las aflatoxinas causan cáncer en los animales, la FDA de los Estados Unidos las permite a bajos niveles, ya que se consideran "contaminantes inevitables" de estos alimentos. Se considera que el consumo ocasional de pequeñas cantidades de aflatoxinas ofrece poco riesgo durante la vida y no es práctico intentar quitar la aflatoxina del producto alimenticio contaminado, con el fin de volverlo comestible (5).

Los efectos nocivos de la intoxicación por aflatoxinas en los animales (y presumiblemente en humanos) ha sido clasificada en dos formas generales (6):

  1. Se produce la aflatoxicosis aguda cuando se consumen niveles medios a altos de aflatoxinas. Los efectos de esta intoxicación pueden incluir hemorragia, daño agudo del hígado, el edema, la alteración en la digestión, la absorción y/o el metabolismo de alimentos, y posiblemente la muerte.

  2. La aflatoxicosis crónica resulta del consumo de niveles bajos a moderados de aflatoxinas. Los efectos son generalmente subclínicos y difíciles de reconocer. Algunos de los síntomas comunes son una difícil y deteriorada absorción de los alimentos e índices de crecimiento más lento.
Para que un animal (o ser humano) haya muerto por causa de aflatoxinas debió ser suministrado con grandes dosis de las mismas -y 'posiblemente' durante largo tiempo-, esto pone en duda la cadena entera de control de calidad sobre la que el gobierno nacional (además de la empresa) tiene una gran cuota de responsabilidad.

Las aflatoxinas son substancias bastante carcinógenas: "La acción carcinogénica de las aflatoxinas ha sido demostrada en ratas, truchas y hurones. Usando alimento con aflatoxinas se demostró que 0,5 ppm. en la dieta inducen en un 100% carcinoma hepático en ratas" (7). Por lo que aun cuando a simple vista no se vean afectadas sus mascotas, es buena idea que consulte un especialista sobre el asunto, si es posible, con esta información a la mano.

En resumen...


Para ponerlo simple, imagine que los hongos que contaminan el maíz necesitan alimentarse mediante materia orgánica viva o muerta, y en su ciclo de vida los desechos (sobrantes metabólicos) son altamente nocivos y venenosos para quien los consuma (como nuestras mascotas). El maíz o cualquier otro alimento contaminado con hongos no debe ser usado para el consumo o la fabricación de otros alimentos ya que causará en algún momento serios problemas de salud o incluso la muerte.

Al parecer, los alimentos fabricados por Purina de Venezuela fueron creados a base de maíz contaminado con hongos, por lo que nuestras mascotas fueron las perjudicadas esta vez.
Buscar:
Twitter

Venelogía en 140 carácteres.

Lista de Correo

Reciba un resumen diario en su E-mail.